5 Formas de Equilibrar la Creatividad y la Productividad en la Transformación Digital

La creatividad y la productividad no deberían ser fuerzas opuestas en sus esfuerzos de transformación digital. Por el contrario, son elementos que debe balancear y potenciar para que su estrategia cobre fuerza. Considere estos consejos para aprovechar el poder de ambos.

La creatividad y la productividad pueden parecer polos opuestos: uno se trata de pensar de nuevas formas; el otro es hacer que las cosas sucedan.

Pero en los programas exitosos de transformación digital , los dos van de la mano: un matrimonio perfecto de pensamiento creativo que tiene en cuenta las últimas innovaciones tecnológicas y una acción productiva que da vida a esas nuevas ideas.

Hoy, la creatividad es más importante que nunca. Como resultado de la pandemia, las organizaciones se han visto obligadas a pensar de manera diferente y adaptarse rápidamente para mantenerse relevantes y sobrevivir. Es un caso de vida o muerte.

Pero, ¿cómo puede asegurarse de que la creatividad reciba la atención que merece y cómo puede traducir de manera efectiva el pensamiento abstracto en una innovación concreta que agregue valor a sus programas?

En este post analizo de forma general cinco formas de encontrar un equilibrio adecuado para su estrategia:

1. Adapte su forma de pensar

Nuestro mundo y nuestras vidas están cambiando a un ritmo y debemos ser capaces de adaptarnos. La visión de que “así es como siempre hemos hecho las cosas” se está volviendo cada vez más obsoleta. Todos hemos escuchado el término “la nueva normalidad”, y nos guste o no, esto nos obliga a adoptar un estilo de pensamiento más divergente. Encontrar nuevas formas de hacer las cosas en lugar de simplemente basarse en experiencias y soluciones previas es clave.

2. Amplíe su pensamiento haciendo tiempo para aprender

Uno de los mayores desafíos es cómo garantizar que el pensamiento creativo sea una parte integral de la planificación y el desarrollo de su programa.

La creatividad se alimenta del conocimiento y la experiencia. Por lo tanto, es importante hacer tiempo para aprender, ya sea a través de la investigación, la lectura de la última publicación comercial, escuchar un podcast, asistir a un evento (virtual) o establecer contactos con colegas.

La creatividad y la productividad pueden parecer polos opuestos: uno se trata de pensar de nuevas formas; el otro es hacer que las cosas sucedan.

Es muy fácil descartar esto como una distracción y pensar “No tengo tiempo para eso” porque no puedes ver un resultado inmediato. Pero hacer tiempo para expandir sus horizontes hará maravillas con su pensamiento creativo.

3. Desarrollar un proceso creativo que se adapte al trabajo remoto.

La pandemia ha servido como recordatorio de que la creatividad no ocurre por accidente; es necesario que exista un proceso para el pensamiento creativo colectivo. Al comienzo de la crisis, gracias a varias herramientas de colaboración, mi equipo pudo realizar rápidamente la transición al trabajo desde casa.

Sin embargo, lo único con lo que luchamos inicialmente fue cómo seguir siendo innovadores. Estábamos acostumbrados a estar juntos en la misma habitación, intercambiando ideas, y las lluvias de ideas a través de videollamadas simplemente no tenían el mismo impacto. Sin embargo, aplicando algunas técnicas simples como pizarras interactivas y prototipos a través de demostraciones en plataformas de video, hemos logrado restaurar nuestra energía creativa.

4. Experimente más

Para superar la pandemia, las empresas han tenido que pensar de manera innovadora, ya sea buscando fuentes de ingresos alternativas o adaptando su modelo comercial existente.

Las empresas han demostrado su capacidad para tomar decisiones, diversificarse rápidamente y ser innovadoras. De hecho, según  un informe de BeTheBusiness , durante el cierre, las pequeñas empresas en el Reino Unido lograron tres años de innovación en solo tres meses. Las empresas han visto que pueden tomar decisiones sin todos los hechos y que a veces “lo imperfecto ahora” es mejor que la perfección que llega demasiado tarde.

Los programas de transformación digital pueden aprender mucho de esta voluntad de experimentar, probar cosas nuevas y generar cambios comerciales rápidamente. Su objetivo debe ser crear, iterar, fallar rápidamente, descartar cualquier innovación que no sea del todo correcta y seguir adelante, lo cual está muy en línea con la  metodología ágil de gestión de proyectos . Reducir sus opciones y centrar sus esfuerzos en aquellas ideas que dan más frutos es una forma productiva de abordar la creatividad y la innovación.

Su objetivo debe ser crear, iterar, fallar rápidamente, descartar cualquier innovación que no sea del todo correcta y seguir adelante.
5. Manténgase enfocado en el resultado

A menos que mantenga un sentido de dirección y propósito, la creatividad puede convertirse en un viaje interminable de descubrimiento que finalmente no equivale a nada.

La creatividad no significa teorizar sin cesar con la cabeza en las nubes; siempre debe estar vinculado a un propósito y un resultado. Después de todo, el éxito se mide por lo que se entrega y si es oportuno.

Esto significa pensar en la ejecución del programa desde un enfoque en cascada más tradicional que establece objetivos amplios en el cronograma para lograr resultados y metas, dejando espacio para la creatividad dentro del proceso. Básicamente, se trata de combinar el  qué  con el  cómo .

Por ejemplo, sé que necesito entregar una plataforma digital para permitir las ventas en línea antes de una fecha límite determinada, pero aún puedo permitir la creatividad en cómo se construye esa plataforma. Imaginar diferentes formas en que se presenta un proyecto al cliente ayuda a darle una ventaja.

6 verdades incómodas de la transformación digital en 2020

Por lo tanto, manténgase enfocado en una escala de tiempo, pero proporcione un alcance dentro del plan para que su gente creativa trabaje con sus clientes y realmente los comprenda y cómo operan. Encontrar esa solución milagrosa que realmente marque la diferencia en lugar de ofrecer una experiencia rutinaria de hacerlo un millón de veces antes le permitirá ganar lealtad y diferenciarlo.

Valor de la entrega

Al final, todos somos juzgados por la entrega. Solo somos tan buenos como el último proyecto que entregamos, el último cambio que implementamos o la última versión que implementamos. Sin embargo, si lo que ofrecemos no presenta el valor adecuado para nuestros clientes, si no es lo suficientemente innovador o relevante, perderemos terreno y lucharemos por seguir el ritmo de la competencia. Por eso es tan importante tener en cuenta la creatividad en nuestros ciclos de desarrollo y entrega.

A medida que salgamos de la pandemia, las organizaciones que sean capaces de equilibrar la creatividad con un enfoque en la entrega de nuevas ideas serán las primeras en estabilizar sus operaciones, éxito y la transformación digital.

Related Posts

Leave a comment